SALVEMOS LA SANIDAD!

Os voy a confesar una cosa: tengo la profesión más bonita del mundo! Muchos pensaréis que dice éste friki! No voy a descubrir nada nuevo, todos sabemos los problemas que tenemos, y obviamente más en este país. Pero, y esa sensación de enorme satisfacción, cuando un paciente con una historia clínica de larga evolución, os llega a vuestras manos y haciendo FISIOTERAPIA de “verdad”, ese paciente mejora de forma significativa. Todos sabéis cual es esa sensación y espero que estéis de acuerdo conmigo, que lo mejor de esa sensación es ver a ese o esa paciente con una enorme felicidad, alivio y esperanza de volver a tener una vida sin dolor y/o molestias después de un interminable e inaguantable tiempo!

Pero tenemos un problema, esta situación debería de ser nuestro día a día, el de todos, pero no lo es, todos sabemos que no lo es, y esto significa que no hacemos o mejor dicho no nos dejan hacer la fisioterapia de calidad y adecuada, con razonamiento clínico que DEBERÍAMOS  hacer! Mejorarían muchas más personas y en períodos más corto, se reducirían las listas de espera, se mejoraría como ya he dicho enormemente la calidad del tratamiento y del sistema, sería mucho más eficiente y eficaz. Pero la pregunta es ¿ Porqué no es esta la Fisioterapia de España? Una persona que ya no voy a decir fisioterapeuta o del ámbito sanitario, sino cualquier persona se daría cuenta de que este sistema antes hablado, sería enormemente de más calidad, eficiente, eficaz y más ECONÓMICO  dejemos lo claro, menos COSTOSO en cuanto coste/ eficacia.

La respuesta a la pregunta anteriormente realizada va encaminada hacía un agujero negro que hasta hace pocos años atrás nadie quería hablar. Hablando de este tema con la coordinadora de fisioterapia de un centro de referencia en Barcelona y con compañeros de un centro de atención primaria de Barcelona, tuvieron la sinceridad de darme la respuesta que yo ya sabía. Este sistema explicado antes, sería un sistema limpio y transparente dónde sería difícil que las manos corruptas intentarán sacar algo, en cambio el sistema que tenemos hoy en día, es un sistema opaco dónde hay metidas miles de manos corruptas. Si se sabe ¿cómo es que no hacemos nada? Tan sencillo como que las manos corruptas de nuestro sistema sanitario son las mismas que tienen el poder, nos gobiernan…

Ahora en época de crisis hay recortes en muchos ámbitos, sobretodo en educación y sanidad, han de recortar en los sistemas básicos sociales para que ellos sigan robando las misma cantidad (Ellos cada día más ricos y nosotros cada día más pobres)! Que se recorten ellos! Estas últimas semanas atrás en Madrid ya ha habido manifestaciones en contra del cierre de hospitales y demás recortes (Marea Blanca), en Barcelona los hubo el año pasado. Deberíamos alzarnos de una vez por todas, desde todos los rincones de este país y derrumbar este sistema podrido, no por nosotros, sino por todas aquellas personas que necesitan y se merecen un SISTEMA SANITARIO DE CALIDAD! POR UNA FISIOTERAPIA DE CALIDAD! SALVEMOS LA SANIDAD!

¿Eres masajista?

Cuantas veces os habrán preguntado cuál es vuestra profesión, y al contestar que eres fisioterapeuta, os habrán dicho: haces masajes? Respuesta: NOOOOOOOOOOOOOOOOOOO! No somos ni masajistas, ni quiroprácticos, ni ninguna otra cosa magufa.

Pero la solución para que todo esto cambie es muy sencilla, la divulgación de nuestra profesión, que somos y que hacemos. Los pacientes que ya han sido tratados por nosotros ya saben que es la fisioterapia, pero estos son un porcentaje más que minúsculo. La gran mayoría, más del 90% no. Es en estos a los que tenemos que explicar y hacerles entender de forma fácil que no solo hacemos masajes, que el masaje es sólo una pequeña herramienta o técnica que podemos escoger en nuestro tratamiento, y que por tanto hacemos muchísimas cosas más, comenzando por lo más importante y no se sabe: diagnosticar.

Señores esta en nuestras manos cambiar la percepción de nosotros, porqué ¿ quién mejor que nosotros para hacerlo? Dejemos de quejarnos o simplemente callar, y comencemos el camino de la divulgación de la fisioterapia. Porqué cuándo una persona sabe lo que le van hacer, o dónde se mete y a quién va, ya va más confiado en esos profesionales, una confianza ganada ya por ese prestigio, que nosotros mismo nos tenemos que dar y ganar también.

En parte también está en nuestras manos acabar con el intrusismo, que la mayor parte de las veces es el causante de esta imagen falsa y degradada de la fisioterapia. Soy optimista por eso, y más después de ver en ColFiCat2.0 que todos o muchos vamos en esa dirección.