FELIZ DÍA MUNDIAL DE LA FISIOTERAPIA

Hoy 8 de Septiembre es el día mundial de la Fisioterapia, una profesión dura, que esta en constante crecimiento, pero posiblemente la profesión más bonita del mundo. Hoy estamos mejor que hace 3 años atrás, mejor que hace 2 años atrás y mejor que el año anterior. La profesión que más movimiento y que más ganas tiene de mejorar a través de diversas iniciativas, y de un magnífico col·lectivo que no quiere dejar de seguir adelante. Quiero felicitar a todos mis compañeros y desearles que lo celebren haciendo una fisioterapia de calidad! Yo me siento orgulloso de ser fisioterapeuta, ¿y tú? FELIZ DÍA DE LA FISIOTERAPIA.

LA NECESIDAD DE LA INFORMACIÓN

En mi día a día, me encuentro con diversas situaciones en las cuales mis pacientes/personas tienen un común denominador, la no información sobre su proceso. En nuestro país nuestros profesionales sanitarios y en particular los médicos, tienen la mala costumbre de creer que los pacientes no son o no serán capaces de entender lo que padecen y por eso mismo no hay que explicarles nada ( y mucho menos en profundidad) “porque total no lo van a entender…”.

Es común llegar a la primera visita, hacer la anamnesis, exploración, y al ir preguntando cosas a la persona, y la persona decirte que no sabe, puesto que el médico nunca le dijo nada, o tu al darle una información extraída de la primera visita, con cara de sorpresa la persona te diga: ¡nunca me han explicado esto!

Se ve que yo tengo la mala costumbre de explicar todo lo que hago o voy a hacer, explicarles lo que padecen y sucede a mis pacientes, y ellos sorprendidos, agradecidos e incluso extrañados escuchan atentamente. Pero tengo esta mala costumbre, porque por lo visto soy de los “pocos” que lo hacen (hablo en el ámbito global de la sanidad).

Lorimer Moseley¹ en un estudio dice esto: Los resultados sugieren que tanto los profesionales sanitarios como los pacientes pueden entender la neurofisiología del dolor, pero los profesionales subestiman la capacidad de comprender de los pacientes. Oh wait! Qué novedad! La reconceptualización del problema es considerable, sobre todo en áreas en las que el enfoque convencional es robusto en las creencias y actitudes arraigadas.

De hecho en este mismo estudio se valora mediante un test el grado de educación en neurofisiología dentro de los profesionales sanitarios donde un primer grupo promedió mejor puntuación  siendo de este grupo médicos, terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas, y un segundo grupo con menor formación, entre los cuales formaban parte enfermeras y psicólogos. Pues bien, en los resultados de este test, los pacientes en los cuales se les había explicado neurofisiología tenían una puntuación similar a la de un Terapeuta ocupacional o un fisioterapeuta. Los resultados pueden poner de manifiesto la falta de educación en ciencia dolor que hacemos los profesionales hacía los pacientes.

Me gustaría resaltar que el estudio cita que los profesionales con puntuación más baja y que menos educación hacen son los psicólogos.

A mí me han llegado a decir no una vez, sino varias, que parece que yo soy el médico por lo que sé. Cosa que realmente me frustra por un par de razones: la primera por la ya mencionada falta de información de los profesionales hacía los pacientes, y la segunda por la falsa creencia por parte de la sociedad de el “reducido” nivel que tenemos los fisioterapeutas (los médicos son los que más saben según ellos y les sorprende que un fisio sepa tanto sobre su enfermedad).

Como conclusión, por si no ha quedado claro, informemos al paciente de su enfermedad y de su tratamiento, puesto que el estar informando nos va a ayudar en la evolución!

Bibliografía:

1: Moseley LUnraveling the barriers to reconceptualization of the problem in chronic pain: the actual and perceived ability of patients and health professionals to understand the neurophysiology.The Journal of Pain, Vol 4, No 4, (May), 2003, Australia: pp 184-189