INTRODUCCIÓN AL CONCEPTO CORE

El pasado fin de semana asistí a un curso de Concepto CORE. Es un tema muy amplio y complejo, que es complicado de sintetizar y explicar, pero intentaré dar una definición e introducción.

¿Qué es el CORE? Este término viene del mundo anglosajón como la parte central, el núcleo. Y es que el CORE se considera que se sitúa en el centro de gravedad del cuerpo, allí donde se inician los movimientos. El CORE se refiere a los grupos musculares del tronco, de la pelvis y de las extremidades para el mantenimiento de la estabilidad de la columna vertebral y de la pelvis, ayudando a generar y transferir la fuerza necesaria desde segmentos mayores a los pequeños del cuerpo durante las actividades y movimientos del cuerpo.  Con ello buscamos conseguir una estabilización global con unos campos de actuación en la estabilidad lumbo-pélvica, entrenamiento deportivo y prevención y en el tratamiento de lesiones. Un correcto estado del CORE nos permitirá: una mejora en la distribución del peso corporal, una mejora en la absorción de fuerzas y una mejora en la transferencia de las fuerzas de reacción, por tanto se basa en el principio de Tensegridad.

El CORE se basa en la estabilización articular analítica, que es la capacidad del sistema estabilizador para mantener las zonas neutrales intervertebrales dentro de los limites fisiológicos. Pues bien señores esta es la base del concepto CORE. Esta estabilidad articular se divide en 3 grandes grupos:

– El sistema Pasivo / Form Closure (Vertebras, discos, ligamentos, articulaciones…)

– El sistema Activo / Force Closure (Músculos, tendones, …)

– Motor Control (Receptores, vías nerviosas, centros superiores,…)

Los 3 sistemas son interdependientes entre sí. Cuando hay un fallo de este sistema estabilizador nos encontramos con una inestabilidad mecánica y una inestabilidad funcional, que nos lleva a la lesión.  Por tanto se trata de utilizar la musculatura estabilizadora  para que los tejidos blandos trabajen lo mínimo posible y evitar su desgaste y posible lesión, manteniendo la articulación dentro de su Neutral Zone (región central del recorrido articular donde los elementos de contención pasivos no actúan).

Hemos de buscar trabajar los músculos estabilizadores locales, que nos mejorarán la coordinación intramuscular y permiten un óptimo reclutamiento y sincronización de la unidad motriz consiguiendo la estabilización estática y dinámica. En este concepto buscamos reacciones anticipatorias, hemos de trabajar el feed-forward, sino conseguimos este correctamente, hemos de trabajar el feed-back (aprendizaje) para conseguir el feed-forward, y siempre se trabaja en co-activación muscular.

Los músculos principales son el Transverso del Abdomen, los Multífidos, el Diafragma y el Suelo Pélvico. Son los músculos profundos que estabilizan, fijan y protegen nuestras artículaciones, para que éstas sirvan de “punto de apoyo” a los grandes grupos musculares cuando trabajan con cargas importantes. En caso de debilidad de la musculatura estabilizadora, nuestras articulaciones están menos protegidas, más expuestas a lesión en caso de un esfuerzo superior a lo habitual, para el que no estamos entrenados. De ahí la importancia de su entrenamiento.

En definitiva un programa de estabilización del CORE debería mejorar el control dinámico postural, asegurar un correcto equilibrio muscular y articular alrededor del complejo coxo-lumbo-pélvico, permitir la expresión de refuerzo dinámico funcional, y mejorar la eficiencia neuromuscular.

Muchas gracias a la colaboración de Victoria Castaño en este artículo. Os dejo unos vídeos de ejemplos de ejercicios CORE. Muchas gracias por vuestra lectura.

 

Bibliografía:

Sanchís Daniel, Curso Introductorio de Concepto CORE. Barcelona 2013.

Panjabi M. “The stabilizing system of the spine. Part II. Neutral zone and instability hyothesis”. J. Spinal Disord. 1992; 5: 390 – 397.

McGill S.,Grenier S., Kavcic N., Cholewicki J. “Coordination of muscle activity to assure stability of the lumbar spine”. J Electrmyong and Kinesiol, 2003; 13: 353 – 359.

Allison GT. Et al. “Feedforward responses of transversus abdominis are directionally specific and act asymmetrically: implications for core stability theories”. J Orthop Sports Phys Ther 2008 May; 38: 228 – 37.

Wilke HJ., et al. “Stability increase of the Lumbar Spine with different muscle groups: A biomechanical in vitro study” Spine, 1995: 20; 192-198.

McGill S “Low Back Disorders Evidence – Based prevention and rehabilitation” 2nd ed. 2007. Champeing. Human kinetics.